Los Lunes, ¿Por qué son tan pesados?

Los Lunes, los malditos Lunes. Tu cuerpo se levantas a las seis de la mañana, pero te vienes despertando dos horas mas tarde. En lugar de azúcar, hechas dos cucharadas de sal a tu café. Siempre te pones zapatos diferentes. O te abrochas mal la camisa.

Si para ti los “San Lunes” no tienen nada de santos y son un verdadero martirio. Y necesitas dos litros de café para despertar. Te invitamos a que te quedes, ya que al terminar de leer este post. Sabrás porque los Lunes son tan pesados y algunas maneras para lidiar con este nefasto día de la semana.

los-lunes-san-lunes

San Lunes, la ciencia lo explica

Todo lo antes mencionado tiene una explicación científica. A continuación te dejamos algunos hechos explicados por la ciencia.

 

Dormir hasta que te truene la espalda

Si te fuiste de parranda el Sábado. Y piensas que dormir de más el Domingo será la solución. Temo que romperé tu pequeña burbuja. Pues esta practica no es nada inteligente. El meterte con tus patrones de sueño y alterarlos te provoca un desface. Según los científicos de hasta 45 minutos. Si, es levantar tu cuerpo y esperar 45 minutos a que tu ser astral, tu alma, llamalo como quieras, llegue a ti.

 

Tu cavernicola interior

El piscólogo Alex Gardner dice lo siguiente:

“en esencia somos cavernícolas que usan trajes, de modo que para sentirnos parte de nuestra tribu —en este caso, los compañeros de trabajo—, necesitamos tomar una taza de té antes de sentarnos a trabajar; luego de socializar con nuestra tribu, podremos tener una semana productiva, mientras que quienes no tienen esta práctica terminarán ‘quemados’ antes de que termine la mañana del Lunes“.

 

Resistencia a los cambios

De acuerdo a algunas encuestas, en realidad no existe motivo alguno para que el Lunes sea tan pesado. No existe diferencia en la calidad de trabajo ni el estrés. Entre cualquier otro día de la semana. Pero aun así, el Lunes no sigue pareciendo nefasto.

Tal parece que el odio generalizado al primer día de la semana, se debe al contraste que existe entre este y los días de descanso. Siendo el Viernes el día consentido por muchos, pues se percibe como el comienzo de una relajación. El Lunes es el flagelo de muchos, pues significa regresar a la rutina y monotonía del trabajo.

 



La cruda… realidad

Que tal el Viernes y el Sábado. Vaciando en tu  deposito cualquier cantidad de carne asada. Y bebidas estimulantes. Que tal el baile, la boda de la prima y los quince años de la sobrina. ¿Crees que esa maratónica sesión de sexo no te afectará? pues déjame decirte que estás en otro error. Todas estás desveladas e ingesta de alcohol. Obvio repercuten en tu nivel energético el lunes.

Es por eso que si llegas a trabajar los Lunes. Desvelado, deshidratado y con malestares estomacales. No toda la culpa es del “San Lunes“.

 

Realmente estás mal

Si y es que esos excesos del fin de semana se quedan en tu cuerpo. Llegas a trabajar con un poco de sobrepeso por el buffet del Viernes. Y eso no es todo diversas asociaciones medicas han registrado. Que los Lunes es cuando se registra un aumento significativo de la tensión arterial. Y se esta más propenso a sufrir un ataque cardíaco.

 

No todo está perdido con los Lunes

Así es, y si eres otro mortal más que lucha con sus Lunes. Déjame decirte que existen diversas técnicas psicológicas y otras maneras de prepararte para tan fatídico día. El Pollo checa el dato, te las deja aquí mismo, si, gratis. Luego me lo agradeces.

los-lunes-frase

Más vale ahora que nunca

¿Has oído eso de que hombre preparado vale por dos?, Pasa lo mismo con los Lunes. Si bien Sábado y Domingo son de descanso total. Intenta prepararte para el Lunes desde el Domingo por la noche. Esto te quitara parte del estrés del inicio de la semana. con estos podrás tomar los pendientes de la semana pasada con  mas calma.

 

Bájale a tu mal humor

Algunas personas se levanta de mal humor por las mañanas. Y peor si es Lunes. Pero créeme, esto no hace de tu Lunes algo más manejable. Así que bájale tres rayitas y sonriele al mundo. Aunque por dentro quieras prenderlo en llamas.

 

Panza llena corazón contento

Para ayudarte en el punto anterior. No se te olvide tomar un buen desayuno. Esta comprobado que andar con el estomago vacío merma tu humor y rendimiento laboral. Así que no te saltes este paso. Y por favor, que no sea solamente jugo. Ni cosas que engorden. Trata de comer algo realmente saludable. Sino lo próximo que buscaras en Internet es como bajar esos kilitos de más.

 

Si puedes ve en sandalias

A lo que me refiero es que si tienes la oportunidad. Vistas algo cómodo. O ponte algo que sientas que te haga lucir realmente bien. Créeme si tu te la crees. No dudo que de camino al trabajo escuches mentalmente la canción Stay Alive. Tu estado de animo se acoplara a esa sensación de que el mundo no te merece. Y el Lunes será el mejor día de tu vida.

 

Recompensate

No solo al final del día. Durante tus horas de trabajo también puedes pasártela bien. Da una caminata a la hora del almuerzo o lleva tu libro favorito. Echa una cascarita con tus compañeros de trabajo. Y si eso no ayuda, el saber que saliendo del trabajo ocuparas ese cupón de masajes gratis. O irás a ver el estreno de la semana al cine. Provocará que tu lunes sea más pasable.

 

 

Conclusión

Y así llegamos al final del articulo. Espero que te pareciera interesante. Y sobre todo útil. ¿Que te pareció? Deja tu comentario. Nos vemos en la próxima.

 

 

Fuentes:

sumedico.com

milenio.com

es.wix.com

elcomercio.pe

Please follow and like us:
error

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *